Radio en Vivo
 
 
 
 
 
Martín Alesi, el Juez cuya posible candidatura a Gobernador de Chubut, hace temblar a toda la clase política
 
"Entrevista exclusiva de AM Solo Noticias"
 
por: Mirta Claudia Guevara
 
 
Martín Alesi desde hace más de 12 años es juez de familia de Rawson. Revolucionó el derecho de familia: sus fallos son seguidos por sus colegas en materia de violencia de género e incumplimiento de cuota alimentaria. Tiene un amplio conocimiento y prestigio entre lapoblación chubutense. Pero ahora enfrenta una persecución encarnizada del Gobierno de Chubut y el Poder Judicial, por sus críticas públicas hacia el establishment. Se propone dejar la Justicia y analiza seriamente presentarse como candidato a Gobernador en 2023. Los partidos tradicionales están alarmados: la primera encuesta preparada en secreto por el Gobierno le asigna una altísima intención de voto entre la gente.
 
Siendo un juez que desde hace casi dos años te persiguen por tus fallos que limitan las arbitrariedades del gobierno provincial, la gente y las redes sociales en Chubut ya hablan de Martin Alesi como futuro Gobernador en 2023. ¿Cómo surgió esto?
Todavía soy juez, lo que me impide participar en actividades políticas. Por eso me voy a desvincular pronto, me dedicaré a la actividad privada como abogado de familia que es mi especialidad, y empezaremos a trabajar con un grupo de personas en el armado de un espacio propio, con vistas a las elecciones de 2023. Necesitamos liderazgos reales, con gente que sepa diseñar y construir el Chubut del futuro. Queremos un gobierno que lidere.
Hay que dejar a la actual clase política de lado, demasiado daño nos hicieron, y buscar entre el resto de los chubutenses. Mujeres y hombres de Estado, que sepan gestionar lo urgente en cada área de Chubut, pero que también piensen la provincia de los próximos 30 años: Un Chubut con explosión económica y poblacional.
La provincia vive una crisis política, institucional, social y económica, está en llamas, por la incapacidad de la clase dirigente (Poder Ejecutivo, Poder Legislativo, Poder Judicial, Grupos de presión) para encontrar soluciones urgentes al problema actual, y plantear el diseño del Chubut que queremos en el futuro.No quiero confrontar, pero no queda tiempo de ser políticamente correcto. Los chubutenses tampoco tienen ese tiempo.
Te lo digo claro. Todo se reduce a un conflicto de fondo: ellos, la clase dirigente que se benefició siempre aún en época de crisis, están en contra de nosotros, el pueblo que sufrimos un enorme empeoramiento de las condiciones de vida por la inoperancia de ellos. Porque sufrimos una clase política que se la pasa hablando, pero no hace nada. Se dedican a montajes en gacetillas de prensa, un simple ilusionismo de que se mueven, de que gobiernan, pero que se les cayó a pedazos cuando dejaron de pagar los sueldos públicos.
Encima de pelearse entre ellos por espacios de poder, la dirigencia política destruyó nuestra provincia. Hacen todo mal: endeudaron a Chubut en miles de millones de dólares, impulsan la minería prohibida por la constitución y sin licencia social, meten ajuste contra los trabajdores, aumentan impuestos, como dije no pagan salarios públicos ni las deudas a proveedores, dejan de promover la industria y el comercio, desfinancian la obra social y la caja de jubilaciones provincial.
Se colocan por encima de los chubutenses. Es como si pensaran: “Chubut último, los dirigentes primero”. Vamos a cambiar esto por “Chubut primero, los dirigentes de siempre afuera”. No trabajaré con ningún político que haya estado en el poder en los últimos 20 años. Organizaremos un espacio político inclusivo, pero con ellos afuera. ¿Viste en el fútbol, cuando un jugador pega una patada criminal a un adversario, y el árbitro no le saca tarjeta roja? En la jerga, se dice que “juega regalado”. Es lo que pasa en Chubut. La clase política “juega regalada”. Tarjeta roja en el 2023.
 
Planteas una polarización única en el discurso provincial, la dirigencia política tradicional, contra el pueblo chubutense..
 
Porque nos destruyeron y ellos se beneficiaron. Los políticos prosperan, hay algunos, muy pocos, condenados por corrupción, compran casas lujosas y autos importados, lo vemos todos en Chubut.
Pero los empleos se pierden y los comercios y fábricas cierran. La clase política se defiende a sí misma, pero no a los chubutenses.
La pobreza y devastación en Chubut continuarán mientras se siga votando a estos políticos incapaces. Pero detrás de esta crisis viene una gran oportunidad. ¿Sabés lo que es el orgullo chubutense que vamos a recuperar? Los chubutenses somos fuertes, inquebrantables, y si además somos atrevidos en provocar el cambio, nos mantenemos unidos y leales entre nosotros, terminaremos con la maldición de que la gente honesta y capaz jamás llega al gobierno.
 
 
Esta clase dirigente incompetente no se renueva, y va rotando sobre los mismos puestos de
gobierno. La gente está al máximo del hartazgo y reclama un cambio. Los pobres son más pobres que antes, y la clase media está desapareciendo, te diría que son los nuevos pobres. No tenemos industria, hay poco comercio en zonas como Rawson y Trelew, que tie ne el índice de desocupación más alto del país, y el gobierno no tiene ninguna medida a corto y largo plazo para navegar la crisis.
Nuestros trabajos, nuestra salud, la educación de nuestros hijos, han sido eliminados o puestos en riesgo por mucha gente corrupta e incompetente. Los vamos a retirar, no tendrán participación en el nuevo gobierno de la provincia que asuma en 2023.
 

¿Qué querés para Chubut a partir de 2023, en caso de que te presentés y ganés como Gobernador de Chubut?
Quien que Chubut sea grande. Con el gobierno que asuma en 2023, vamos a hacer un tremendo progreso. Ni la sumatoria de los gobiernos de los últimos 20 años, podrá hacer más que el equipo que asuma por el período 2023-2027. Será un gran honor. Porque se logrará que todos nos unamos como una gran provincia, trabajando en paz, sin peleas internas en el nuevo espacio de pensamiento y acción política que se creará para que los chubutenses recuperen el orgullo de serlo.
Creéme que hay varios ejes para desarrollar la provincia a 30 años, y además, encontrar fondos económicos que saquen a Chubut del default actual. Gobernar es gestionar, generar empleo, promover el comercio, lograr que las industrias se radiquen en la provincia, ampliar la infraestructura, brindar buenos servicios públicos, aumentar sueldos en proporción a la inflación. Se necesita dinero en el tesoro público, y sabemos cómo generarlo sin meter un impuestazo.
Lo primero es la construcción de un tren bioceánico chileno-chubutense. Con sólo quitarle una pequeña fracción al comercio naval que atraviesa el Canal de Panamá, hará explotar la economía de Chubut y toda la región patagónica. Muchas empresas cargueras navieras, en vez de pasar por el canal panameño, encontrarán esta opción más rápida, eficiente y económica para pasar la mercadería que se transporta por tren desde el Pacífico hacia el Atlántico, que luego emprende destino a África y otras latitudes. Te doy un ejemplo. Un buque desembarca sus conteiner en puerto chileno, se los sube al tren bioceánico que llega a los puertos chubutenses de Madryn y Rawson, y
son nuevamente embarcados a un nuevo buque, que continúa la travesía por el Atlántico.

 
¿Cómo se financiaría esa obra? Porque ni Nación ni Chubut tienen un peso para eso.
Se financia como toda mega obra que es necesaria para mejorar el comercio mundial: con capitales extranjeros. Existen consorcios alemanes, canadienses, chinos y suizos que quieren entrar en el negocio. Construir el tren y quedarse con la concesión por determinada cantidad de años. Hablamos de decenas de millones de dólares. Y Chubut tiene el poder de negociación, porque el gobierno en 2023 exigirá en el pliego de condiciones la construcción de toda la infraestructura necesaria para absorber la explosión económica y poblacional que vendrá con esta obra.
Desde la ampliación de los puertos, con lo que implica en términos de nuevos puestos de trabajo, hasta la construcción de una planta potabilizadora de agua de mar, porque en la zona noreste de Chubut tenemos enormes problemas de potabilización con el Río Chubut.
Dejaremos preparada toda la infraestructura para recibir una población de más de 3 millones de habitantes que tendremos en 2030, luego de este proceso de transformaciones. Hoy Chubut apenas supera 600 mil habitantes en total, con enormes problemas de servicios públicos en energía eléctrica y agua potable.
 
 

Dijiste recién que habría dinero para solucionar la crisis actual.
Quienes ganen la licitación para construir y obtener la concesión del tren bioceánico, además de
invertir en la planta potabilizadora de agua de mar y la ampliación de los puertos, deberán abonar
excepcionalmente una serie de cánones, equivalentes a varias masas anuales salariales, para que la
provincia no tenga que pasar los incumplimientos actuales, con sueldos que se pagan fraccionados,
dos meses tarde, y sin reconocer los aumentos concedidos en paritarias, además de romper la
cadena de pagos al no cancelar las deudas a empresarios y comerciantes, prácticamente fundidos en
su rol de proveedores del estado. También nos quedará un saldo para pagar los vencimiento de
deuda que la dirigencia irresponsable tomó para pagar gastos corrientes, como sueldos.
Hablaste también de nuevas ideas para convertir a la playa de Rawson en un destino nacional
¿Qué tenés pensado?

Cerca de Rawson tenemos una villa balnearia, Playa Unión, abandonada por los sucesivos
gobiernos provinciales. No se le dio ningún destino, no tiene programado un perfil de desarrollo.
No puede seguir siendo un destino local, desaprovechando todo su potencial para producir riqueza,
reactivar el consumo y generar puestos de trabajo directos e indirectos.
Hay que convertir a Playa Unión en la Capital Nacional de la Talasoterapia, un método de terapia
que se basa en el uso de diferentes medios marinos, juntos o por separado, como agua de mar, algas
y barro, y que es fuente de turismo en muchas partes del mundo.
Desde los Ministerios de Producción y Turismo se instalará el concepto de “thalasso and spa
resorts”, hoteles enormes de 4 y 5 estrellas que brindan el producto. El gobierno creará medidas de
incentivo fiscal y promociones al capital privado para la inversión, con un diseño previo y detallado
del tipo de proyectos que se desarrollarán.
Los “thalasso and spa resorts” serán tan importantes para el turismo provincial, como el producto
ballenas en Madryn y nieve en Esquel que tenemos en Chubut.
Contamos con la Universidad del Chubut, para cumplir un rol fundamental, preparando el recurso
humano de calidad para afrontar este desafío que convierta a Playa Unión en una referencia
nacional, brindando la atención a la que están acostumbrados los turistas de cuatro y cinco estrellas.
Hará perder muchos turistas a Termas de Río Hondo, que eligen los hoteles con baños termales, y
también a otros destinos turísticos nacionales. Vamos a competirles con un producto distinto, de
mucha calidad, accesible y de primer nivel en resorts.
Claro que hay otros proyectos, que anunciaremos en su momento. Los regímenes de promoción
industrial, por ejemplo, para incentivar al pequeño y mediano empresario, y porqué no, a las
grandes industrias del país, a radicarse en Chubut con una política fiscal altamente favorable, para
terminar el desempleo.
Pienso en grande. Basta de limitarnos en un Chubut sin potencial, porque seguimos votando a una
clase dirigente que nos hizo creer que Chubut depende del petróleo, y peor, de la minería.

Mencionas en forma crítica la minería, un tema delicado, que se ha vuelto a poner en la
agenda política por el propio gobierno y legisladores provinciales, que pretenden habilitarla
¿Qué pensás de esto?

La clase política quiere violar la Constitución. La minería a cielo abierto y con cianuro está
prohibida por la Constitución y una ley provincial, que jamás puede modificarse porque un
principio constitucional lo prohíbe. Se llama principio de no regresividad, no permite ni un paso
atrás cuando se logra una mejora por ley en la protección del medio ambiente.
El problema es que no tenemos una justicia independiente, no me animo a anticipar cuál será el
resultado de los amparos ante una eventual instalación de la minería a cielo abierto. Pero sí estoy
seguro de algo: es deber constitucional del Gobernador que asuma en 2023 suspender y terminar
cualquier obra extractiva realizada en violación de esa ley provincial, que es inmodificable, y de la
Constitución.
¿Qué dicen tus familiares y amigos sobre una potencial candidatura tuya a Gobernador? No
es fácil que un juez reconocido por la gente, quiera meterse en el barro de la política. Hay una
encuesta que está dando vueltas hace dos días, encargada por el gobierno, que en el polo
Madryn, Trelew y Rawson te adjudica más del 50% de intención de voto, cuando recién hace
pocos días que estás meditando una candidatura. Esto debe traer más de un dolor de cabeza a
la dirigencia tradicional.

Muchos allegados míos están preocupados. Me piden que modere mis críticas a la clase dirigente,
que no inicie un espacio distinto para pensar en grande la provincia, que me dedique
exclusivamente al estudio jurídico que inauguraré este año.
Tienen temor a que se profundice la persecución y las represalias político-judiciales que vengo
sufriendo hace casi dos años, a raíz de mis fallos como juez contra el gobierno provincial, y las
críticas contra el Superior Tribunal de Justicia y la justicia penal.
Mi trabajo como juez ha sido impecable, defendiendo a las personas más vulnerables y poniendo
límites a las arbitrariedades del gobierno.
El tiempo dirá si elijo emprender el viaje hacia la gobernación.
Pero no pienso cambiar en nada mi discurso. ¡No tengo tiempo! ¡Los políticos provocaron una crisis
terrible! Los chubutenses que estamos sufriendo no tenemos tiempo de ser moderados con las
críticas a quienes generaron esta crisis. Necesitamos presentar propuestas para salir de esta tragedia.
Se te nota apasionado por Chubut, por encontrar una salida a esta crisis.
¿Sabés qué quiero, cuál es mi sueño? Que la enorme mayoría de los chubutenses se sienta feliz
viviendo en esta provincia, con empleo y condiciones dignas de vida. Y para eso es necesario un
gobierno provincial que ponga a los chubutenses en primer lugar. No me quiero imaginar la
devastación final de la provincia, en caso de que los partidos tradicionales, las mismas caras de
siempre, asuman en 2023 el gobierno provincial.
Mi lema es “Hagamos que suceda. Tenemos todo para crecer”. En 2023 se termina esta maldición
de que la gente capaz y honesta no llega al gobierno provincial. Vendrá un gobierno que gestionará
con la constitución en la mano, porque nuestra constitución provincial es maravillosa, quiere que
vivamos nuestras vidas con plenitud de derechos, sin carencias y en forma digna.
En algunas charlas informales que he mantenido con amigos comerciantes y empresarios, que
escuchan mis propuestas económicas, enseguida dicen: “¿Por qué nadie pensó en esto hace 5 o 10
años?”. Vamos a fundar nuevamente la provincia, porque la clase dirigente de los últimos 20 años
no hizo nada. La realidad de un Chubut incendiado lo demuestra. ¿Acaso hay que probarlo?

No va a ser fácil. Enfrentaremos desafíos, la clase política tradicional nos pondrá trabas y algunos
jugarán sucio, pero no fallaremos, haremos bien nuestro trabajo.
Chubut se va a poner de pie con una serie de proyectos productivos novedosos. Creéme que las
posibilidades son ilimitadas, el futuro de Chubut a 30 años no tiene techo.
El gobierno de 2023 tendrá mujeres y hombres con energía, rapidez e inteligencia práctica para dar
la vuelta a la crisis. Cada decisión política, cada medida, grande o mínima, va a ser tomada con un
solo objetivo: beneficiar a cada chubutense.
Y ningún chubutense se va a quedar afuera de este proyecto inclusivo, basta de chubutenses
ignorados o abandonados por esta terrible clase política.
Tendremos nuestros empleos de vuelta. Traeremos las industrias que nos dejaron y vendrán muchas
más. Recuperaremos nuestros sueños de una provincia grande y hermosa. Tendremos una mejor
vida cuando termine el gobierno que asuma en 2023. Vamos a estar orgullosos.

 
 
 
     
     
     
     
     
     
 
 
 
 
 
 
 
 
 
           
 
REDACTORES:
   
 
   
Dr. Gustavo Norberto Martijena
   
   
 
 
   
Li. Patricia Yacovone
     
       
 
    Dra. Nora V. Dilda      
       
 
   
Dra. Liliana Suriano
     
       
PROPIETARIA:
 
   
Dr. Martín Hernandez
     
       
Alejandra Musi
 
       
 
               
 
 
Copyright ® 2020 | Todos los derechos reservados | www.amsolonoticias.com