AM Solo Noticias | Buenos Aires. Argentina
 
 
 
El Impacto Climático: La importancia de la imagen y las acciones ante el nuevo paradigma de la globalización y la viralización
 
 
Las fotografías de los incendios en Australia, de los que fueron ocasionados intencionalmente solo el 1% de los fuegos y donde han muerto personas junto a millones de animales, sin contar con murciélagos e invertebrados que no están incluidos en esa suma, el desastre ambiental en la flora y la fauna es fenomenal, sin desestimar la perdida de vidas humanas y viviendas.
 
Han hecho tomar conciencia al mundo de lo que implica este desastre ambiental, cuyas consecuencias aun no han podido ser dimensionadas.
 
Lo mismo paso con la imagen de un niño famélico que fue tomada por el fotógrafo sudafricano Kevin Carter y que ganó el Premio Pulitzer de 1994, él
 

él trató de reflejar una de las catástrofes humanitarias más grandes del siglo XX retratando al niño sudanés a punto de que un buitre le comiera sus ojos.

La foto tuvo un doble impacto, Carter se suicidó por las críticas recibidas por no ayudar al niño después de haber sacado la foto, pero también esa foto fue el disparador para que ese año se recaudara mucho más para la hambruna en el África.

También ha pasado con la foto de Aylan Kurdi muerto en las playas de Turquía, en setiembre de 2015, en donde el mundo empezó a tomar conciencia sobre el drama de los refugiados.

Ese es el poder de la imagen en un mundo cuyo contexto es la globalización y la viralización como nuevos paradigmas no solo de comunicación sino de economía y de cultura.

En este nuevo paradigma se plantea la necesidad de que ciertas temáticas como el cambio del clima, que es un problema global requiera soluciones locales.
 

Vamos hacer hincapié en la agricultura, en la vida rural, sintéticamente.

Adonde el impacto climático se hace particularmente visible.

El agricultor trabaja con 2 elementos de los 4 más importantes de la naturaleza:

 
El agua y la tierra.
 

Mi padre me contaba, que cada 3 años se dejaba descansar la tierra cultivando alfalfa para que además se nutra, la tierra es un elemento vivo y necesita recuperarse.

Pero la inmediatez en la que vivimos sobre exigidos hace que todo sea vertiginoso y las ganancias, la rentabilidad deban ser ya, saciadas.

Se usan agroquímicos, fertilizantes para obtener mejores resultados y más rápidos.

Y también se ha llegado a una desforestación irresponsable de la zona del Mato Grosso en Brasil que produce una suerte de tropicalización del clima, con lluvias intensas en poco tiempo, en el noreste de nuestro país.

Sumando los recientes incendios en la Amazonia, cuyo impacto en el clima se vera próximamente, y por supuesto toma relevancia en los cultivos, en la producción de la tierra.

 
El hombre acciona, la naturaleza reacciona.
 

Volviendo al poder de las imágenes, se prevé que el Kilimanjaro llamado el techo de África, quedará sin nieve en sus cumbres en un promedio en los próximos 20 años, y consecuentemente no habrá agua proveniente del deshielo.

La pérdida de hielos en el Kilimanjaro es claramente única en una perspectiva de 11.700 años, lo mismo sucede con los glaciares de SudAmérica y del Himalaya.

Según un estudio reciente del Profesor Lonnie Thompson, investigador de la Universidad del Estado de Ohio. EEUU, entre otros.

Qué tiene que ver con nosotros dirán ustedes, estos acontecimientos que parecen lejanos?

Tienen que ver y mucho porque el problema del cambio climático es mundial, si bien las soluciones son locales, lo padece mucha gente y sobre todo en los elementos y productos con los que desarrolla su actividad el agro: la tierra y el agua junto a la producción de alimentos .

 
 
 
 
 
En el concepto de Desarrollo Sostenible se destaca la importancia y contribución de la Agricultura, y el desarrollo rural
 

Y en esa visión la búsqueda del equilibrio entre el desarrollo social y la protección del medio ambiente, sin perder de vista las ganancias, haciendo posible la conjunción de estas metas.

El Papa Francisco, fue el primer líder mundial en poner en agenda el tema a nivel mundial del ambiente con su Enciclica “Laudato Si”.

La Agenda 2030 consensuada y adoptada por la Asamblea General en septiembre de 2015 por Naciones Unidas pone a las personas en el centro y busca un desarrollo sostenible global.

En los ODS Objetivos de Desarrollo Sostenible fijados como meta en la Agenda 2030, destacamos especialmente el número 2 que consigna los vínculos de la agricultura y el medio rural con el desarrollo apuntando a la seguridad alimentaria.

El Objetivo número 2 propone finalizar con el hambre, lograr la seguridad alimentaria, mejorar la nutrición y promover la agricultura sostenible.

La articulación público privada es fundamental, nadie puede hacer nada solo, ni el gobierno ni los empresarios ni los productores en este caso.

Necesitamos un gerenciamiento responsable con un mayor espíritu participativo.

 
Cómo puede el sector cooperar?
 

Por medio de acciones de RSE Responsabilidad Social Empresaria que no deben ser confundidas con filantropía y lograr hacerlo en las comunidades donde se encuentran insertos.

Lo que denominamos Buenas Prácticas, que se traduce en acciones, como:

Mejorar la calidad de vida no sólo del público interno (empleados) sino también del público externo que incluye los llamados grupos de interés que en general apunta no solo a proveedores, medios de difusión, etc; sino a la comunidad toda y más precisamente donde la empresa desarrolla su actividad.

En aéreas tan relevantes como el uso del agua y de la tierra como el caso de la agricultura, que además tiene como consecuencia sobresaliente la seguridad alimentaria y la seguridad de que los recursos puedan ser usados y no abusados por las generaciones futuras.

 
Buenas Prácticas traducidas en acciones proyectadas a mediano y largo plazo
 
 

Las tareas y los esfuerzos deber ser comunes para un futuro más próspero, justo y seguro.

Se señala especialmente llevar solución al pequeño productor, casi siempre más relegado en alcanzar las soluciones.

Hay que hacer frente de forma equitativa al cambio climático,

 

•  Poner freno a la pérdida de la diversidad biológica.

•  Plantear la lucha contra la desertificación y la sequía.

•  La planificación de los recursos de la tierra.

•  La gestión ecológicamente racional de la biotecnología.

•  Protección de la calidad y suministro del agua dulce.

•  Proteger la flora y fauna silvestres.

•  Salvaguardar los bosques y montañas.

•  Promover la agricultura, la pesca y los sistemas alimentarios sostenibles.

•  Fomentar la gestión sostenible de los recursos hídricos y de los desechos y productos químicos.

•  Promover las fuentes de energías renovables alternativas, dejando de ser fósil dependientes.

•  Proteger nuestros océanos, mares, ríos, atmósfera, que constituyen nuestro patrimonio mundial y lograr la justicia climática.

 
En definitiva el fomento de la agricultura y el desarrollo rural sostenibles
 

Desvinculando el crecimiento económico de la degradación ambiental, impulsando la industrialización sostenible y las infraestructuras resistentes, garantizar modalidades de consumo y producción sustentables sobre todo al producir el valor agregado a las materias primas.

El concepto de Desarrollo Sostenible implica LIMITES, NO limites absolutos sino limitaciones que imponen la explotación de los recursos naturales porque no somos los únicos que habitamos este planeta ni tampoco somos los últimos.

La ultima vez que viaje a España, leí una publicidad que decía “un niño no va a la escuela, va al futuro”.

Ese futuro depende de nosotros, que vivimos el presente.

 

 Dra Nora V. Dilda

Titular de Dra NORA V. DILDA & Asociados.

Miembro activo de la Red del Pacto Global de Naciones Unidas.

Y del Movimiento Catolico Mundial por el Clima (MCMC)

Diplomada en Responsabilidad Social Empresaria en la Universidad Austral de Rosario- Argentina.

 
 
     
     
     
     
     
     
 
 
 
 
 
 
 
 
 
           
 
REDACTORES:
   
 
   
Dr. Gustavo Norberto Martijena
Dra. Liliana Suriano
   
   
 
 
   
Li. Patricia Yacovone
Dr. Martín Hernandez    
       
DIRECTORA GRAL:
 
    Dra. Nora V. Dilda      
       
Alejandra Musi
 
       
 
               
 
 
Copyright ® 2020 | Todos los derechos reservados | www.amsolonoticias.com