AM Solo Noticias | Buenos Aires. Argentina
 
 
¿BERRINCHE O TRASTORNO DE CONDUCTA? COMO ABORDARLOS. CUANDO CONSULTAR
 
 
Cada vez concurren con mayor frecuencia a una consulta psicológica clínica, los padres con niños entre los 2 y los 8 años que presentan crisis de conducta de difícil contención tanto en el hogar como en el medio escolar. La mayoría de estos niños presentan:
 
-Muy baja tolerancia a la frustración y a los tiempos de espera: por lo cual gritan, patalean,
lloran en el caso de berrinches .En las crisis emocionales se dan los mismos síntomas
conductuales pero el niño no tiene control sobre sus emociones, las mismas no ceden aunque
obtiene lo que desea y necesita ayuda para frenar su conducta.
 
-Suelen tener dificultades en la aceptación de límites, incluso en los referidos a rutinas diarias como la hora de comer, que comer, la hora de dormir etc.-Presentan por su conducta dificultades atencionales, por el alto nivel de ansiedad que presentan y suelen tener conflictos vinculares con sus pares ya que estos niños no logran aceptar las reglas de juegos o comienzan las crisis si pierden en los mismos.
En los berrinches la crisis conductuales suelen ceder ante el cansancio o al obtener lo que
quieren.
En las crisis emocionales que pueden llegar a desencadenar un trastorno posteriormente, la conducta solo cede, si ya no hay estímulos en su entorno, y necesita tiempo para calmarse más allá de obtener o no lo que desea.
Las conductas de los niños llamadas berrinches son más comunes en pre-escolar, dado que el
niño en esa etapa está aprendiendo a manejar y controlar sus impulsos internos.
Se observa actualmente que estos berrinches se prolongan en el tiempo terminando en
verdaderas crisis emocionales que anticipan la instalación de un cuadro psicopatológico de no
ser tratadas.
En la observación clínica la principal diferencia entre el simple berrinche y la crisis emocional es: En las crisis la mayor intensidad de las mismas , la dificultad del niño de escuchar al otroque lo contiene, el desborde motor que llega a la agresividad consigo mismo o con el otro y elmayor tiempo de duración. En el berrinche como se mencionó si bien hay gritos y llantos, los mi smos ceden ante la obtención de lo deseado o con el agotamiento físico, pueden mirar al otro
y escuc han lo que les dice el que los contiene.
En todos los casos esta conducta de los niños, especialmente si se prolonga en la primaria compromete la dinámica familiar y escolar, observándose que estos niños hoy son expulsados de los colegios por considerar que tienen otro cuadro psiquiátrico de mayor compromiso.
En el medio escolar ante la dificultad de frenar la conducta del niño y sin saber lo que le sucede, se suele llamar a emergencias, comenzando así el niño un camino de medicación, el cual podría haber sido evitado.
 
 
Cuando los niños llegan a tratamiento psicológico se observa:
-Que los roles maternos y paternos son deficitarios, por lo cual el mensaje al niño es poco claro
en relación a lo que sí puede y no puede hacer. Por este motivo no puede comprender los límites y la conducta reactiva de bronca expresa esta necesidad no satisfecha.
-Cuando la pareja de los padres solo funciona por la presencia del niño, el cual siente que debe satisfacer a esos padres, ya que si no se pelean o temen que los abandonen. Aquí aparece la crisis o el berrinche como modo de expresión de que no pueden tolerar tanta presión, o bien se instala la crisis por que el niño sabe que por la misma los
 

padres se unen para contenerlo.

-También se observa en la dinámica familiar que el código de comunicación de los padres entresí y con el niño es poco claro a nivel verbal, por lo cual se habilita la resolución de conflictos desde los actos y no con palabras como algo normal, lo que el niño luego repite fuera del hogar.
Es esperable que un niño pequeño, el cual está consolidando su personalidad, la interacción con el medio y el manejo de sus emociones, pueda tener estallidos esporádicos de cólera, gritos y llanto ante un límite ofrustración, especialmente entre los dos y los tres años.
Cuando esta conducta se vuelve persistente, aparecen los síntomas mencionados y comienza a obstaculizar la dinámica familiar o bien la escolar se debe consultar al especialista

 
Licenciada en Psicología Patricia Yacovone
PSICÓLOGA CLÍNICA DEL HOSPITAL NACIONAL DE PEDIATRÍA P.GARRAHAN
PICÓLOGA PEDITRICA DE SWISS MEDICAL GROUP
PSICOLOGA CLINICA MEDICUS
 
 
     
     
     
     
     
     
 
 
 
 
 
 
 
 
 
           
 
REDACTORES:
   
 
   
Dr. Gustavo Norberto Martijena
Dra. Liliana Suriano
   
   
 
 
   
Li. Patricia Yacovone
Dr. Martín Hernandez    
       
DIRECTORA GRAL:
 
    Dra. Nora V. Dilda      
       
Alejandra Musi
 
       
 
               
 
 
Copyright ® 2020 | Todos los derechos reservados | www.amsolonoticias.com